EL SIGNIFICADO DE LOS SUENOS

Estas entrando a un mundo misterioso y fascinante donde las reglas de la realidad no aplican... EXPLORALO

 

 

 

 

 

LOS SUEÑOS SON PARTE DE LA ACTIVIDAD DE LA MEMORIA

 

 

Soñamos con los recuerdos que viajan de una región a otra del cerebro antes de quedar almacenados

Los sueños se producen como resultado de un complicado proceso que implica a los recuerdos y al hipocampo, una región del cerebro asociada a la memoria, según ha podido determinar una investigación de científicos canadienses. Esta investigación ha podido establecer asimismo que los recuerdos con los que soñamos pueden tener una antigüedad de hasta una semana, lo que ha desvelado el funcionamiento hasta ahora oculto de la memoria: nuestros recuerdos pasan de una región del cerebro a otra antes de ser almacenados y soñamos con ellos durante ese intervalo. Por Marta Morales.

Nuestra vida cotidiana es el semillero de nuestros sueños. Las experiencias que tenemos a lo largo del día suelen ser el origen de las imágenes oníricas que generamos mientras dormimos. Pero, ¿cuáles son los mecanismos que nos permiten construir dichas imágenes? Y, ¿tienen alguna relación las imágenes con la formación de nuestra memoria?

Ambos son misterios muy difíciles de resolver, ya que los sueños son un campo de estudio muy complicado. No pueden analizarse directamente, sino siempre a través del soñador: a cada minuto que pasa, olvida más y más detalles de lo que ha soñado. Sin embargo, especialistas como el doctor Tore Nielsen, del Dream and Nightmare Laboratory, de Montreal, intentan desvelarlos.

Durante años, se ha discutido mucho sobre este tema. Los recuerdos de gente, lugares, actividades que hacemos o de las emociones que sentimos, se reflejan en nuestros sueños, pero suele ser de manera tan fragmentaria que no podemos predecir cómo aparecerán.

La investigación realizada por Nielsen revela que la producción de los sueños está asociada a los recuerdos y a la región del hipocampo, localizado debajo de la corteza cerebral y que desempeña un importante papel en la memoria.

El mecanismo de la memoria en los sueños

Una de las características de los sueños es que rara vez, excepto en casos de problemas postraumáticos, reflejan una experiencia completa. Una idea, un objeto, una textura que hemos percibido durante el día, es lo que en realidad aparece mayormente en nuestros sueños.

Además, los bautizados por Freud como “residuos diurnos”, esto es, los recuerdos que se nos quedan prendidos en la memoria durante el día, pueden aparecer 5 ó 7 días más tarde en nuestros sueños, según ha descubierto Nielsen, quien ha denominado estos recuerdos tardíos como “el efecto del intervalo de los sueños”.

Freud pensaba que estos residuos aparecían en los sueños la misma noche o la siguiente a haberlos vivido, pero las investigaciones realizadas por Tore Nielsen y su equipo han demostrado que los recuerdos cotidianos pueden perdurar activos más tiempo, tal como explican en un artículo publicado recientemente en la revista Nature.

Ellos piensan que este efecto del intervalo de los sueños refleja el funcionamiento hasta ahora oculto de la memoria: la reaparición de los recuerdos en nuestros sueños ocurre durante el proceso de almacenaje, cuando los recuerdos se trasladan de una región cerebral a otra antes de ser archivados permanentemente.

La memoria funciona por asociación de ideas, generalmente. Cuanto más esté relacionado un elemento con otros, más fácil será de recordar para nosotros. Las relaciones entre elementos que generan los sueños parecen absurdas desde el punto de vista de la vigilia. Pero la creatividad onírica las crea continuamente, y parece que de algún modo sean significativas.


Consideración del papel del hipocampo

El estudio de los sueños comienza por tanto a aparecer como uno de los métodos más prometedores en el conocimiento de los mecanismos de la memoria: las relaciones entre elementos durante el sueño puede dar muchas claves.

Debido a la dificultad en la observación de los sueños, los investigadores suelen utilizar métodos de estimulación antes del sueño, con películas o entornos virtuales; o la estimulación sensorial (con olores o colores), con el fin de “medir” de alguna manera el reflejo de dichas estimulaciones en los sueños: se ha podido comprobar que los sueños responden y se relacionan con ellas.

Parece entonces que entre los teóricos emerge cada vez más la convicción de que los cambios o las alteraciones en el hipocampo de nuestro cerebro contribuyen a formar el contenido de los sueños. Imágenes tomadas de la actividad cerebral durante el sueño apoyan esta especulación: la actividad del hipocampo aumenta durante la llamada fase REM (de movimiento ocular rápido) del sueño.

En esta fase del sueño se suceden los sueños más intensos. Existen muchas evidencias, derivadas del estudio de estas imágenes, que señalan el aumento de la actividad del hipocampo durante la fase REM del sueño. Sin embargo, esta actividad no se ha relacionado aún específicamente con la organización de la memoria mientras dormimos.

Diversas teorías

Existen varias teorías acerca de por qué dormimos. Algunos científicos afirman que los sueños responden al azar, y que no tienen una significación. Son debidos a la estructura del cerebro. Para Nielsen y su equipo, sin embargo, dicha estructura es importante, pero eso no implica que los sueños carezcan de sentido.

Según ellos, no son un producto inútil, únicamente derivado de nuestra actividad cerebral, sino que tienen que ver con la expresión de nuestro subconsciente. Esto se difiere del hecho de que los sueños parecen tener lugar en lugares espacialmente coherentes, en entornos en los que los soñadores interactúan perceptivamente, por ejemplo, orientándose, o buscando y asimilando información, tal y como hacemos despiertos. No parecen aleatorios. Asimismo, el individuo suele hallar información significativa y tener una sensación de reconocimiento dentro del entorno onírico.

La investigación en la fase del sueño de nuestra conciencia pudiera dar respuesta, no sólo a las razones sobre su origen, sino también a la forma en que los recuerdos autobiográficos se consolidan a lo largo del tiempo en nuestras mentes.

 

SOÑAR CON ABISMO

 

 

El abismo representa un peligro: Su vida afectiva y profesional están amenazadas por graves dificultades. -

Ver un abismo significa la proximidad de un periodo durante el cual deberá tratar de desbaratar engaños, traiciones y calumnias. Caer en un abismo supone fracazar en sus objetivos, y el temor ante ante algunos problemas de salud -

No caer en él, lograr escalar la pendiente, retirarse del borde, será un buen presagio. Usted encontrará las soluciones necesarias y prevalecerá sobre sus detractores. -

Peligros, amenazas y mala suerte que puede o no superar. Si cae en el abismo, tendrá muchos problemas personales. El sueño puede también anunciar su propia muerte. Si en vez de caer desciende por el abismo, existe la necesidad de buscar en su inconsciente la solución a sus problemas personales -

Soñar que caemos en un abismo es el aviso de que está próximo el final catastrófico de una situación, debido a que las bases en que se asienta nuestra vida, ya sea moral económica o profesionalmente, se están derrumbando por resultar falsas o inadecuadas, lo que hace necesario buscar con urgencia qué existe de malo en las mismas, para corregirlas y adecuarlas a la verdadera situación. -

Sólo una vez despiertos, cuando hagamos un análisis lúcido de la situación actual, podremos conocer si el peligro es moral, económico o profesional, pues en muchos casos lo que el sueño nos revela es nuestro íntimo temor a ceder a lo que consideramos bajos instintos. -

Si soñamos que caemos en un abismo pero logramos salir del mismo, o que nos vemos obligado a cruzarlo sobre una débil pasarela, es que existe una posibilidad de recomponer la situación y recobrar la felicidad, pero todo ello después de grandes dificultades. -

Si vemos el abismo pero no llegamos a caer en él es que todavía estamos a tiempo de evitar los males que nos amenazan. -

 

 

FUNCION DE LOS SUEÑOS

 

 

 

A los sueños en general se le atribuyen múltiples funciones que
mencionaremos a continuación:

La Función admonitora y correctiva de los sueños:
En este caso el contenido de los sueños podría expresar una advertencia o premonición sobre ciertos peligros que se le pueden presentar al soñante, así también como problemas psicológicos que deberían ser corregidos.

La Función compensadora de los sueños:
Según la Teoría Junguiana, el propósito de los sueños es compensar (en el sentido de modificar) las visiones distorsionadas e incompletas del ego en vigilia. (Hall, James A., : La experiencia…,1995).

Jung (El hombre y …, 1984:43) nos dice: “La función general de los sueños es intentar restablecer nuestro equilibrio psicológico. Eso es lo que llamo el papel complementario ( o compensador) de los sueños en nuestra organización psíquica”.

La Función protectora del sueño:
Para Freud, la función de los sueños es proteger la continuidad del dormir eliminando el efecto despertador de los deseos mediante la satisfacción de los mismos.

La Función resolutiva de los sueños:
Los sueños pueden ayudar a resolver conflictos que se plantean en las fases previas al mismo o que estén conscientes o inconscientes.

La Función Trascendente de los sueños:
Jung, denominó la función trascendente a aquella mediante la cual, siguiendo el proceso de individuación, el sujeto accede a los grados culminantes del conocimiento trascendente, que persiste en la mayoría de los seres humanos, es decir, del conocimiento de la realidad absoluta del “sí mismo” y del cosmos.

La Función de adaptación de los sueños:
También los sueños pueden cumplir funciones de adaptación del individuo a una realidad en la que se siente inadaptado.
Estos también pueden presentarse según Jung, a través de colores en los sueños.

 

 

SUEÑOS

En la antigüedad clásica, los sueños eran entendidos como revelaciones divinas o demoníacas, y podían además revelar el porvenir del sujeto que soñaba. Luego, desde Aristóteles los sueños pasaron a ser una actividad del alma, y no de los dioses. Ya desde la antigüedad, con Artemidoro, los sueños incluso podían ser interpretados, o sea transformados en un lenguaje entendible.

Entretenimiento en Internet para los euroresidentes: oniromancia. ¿Qué quieren decir los sueños? En el momento cuando dejamos a nuestra mente libre para que pueda descansar, enseñar, advertir, desahogarse... ¿Qué quieren decir las imágenes con las que soñamos? En esta sección ofrecemos algunas de las imágenes más comúnes y su interpretación.

Este servicio es gratis... puedes volar, soñar con un hechizo, con una tejedora, una pesadilla con ratones, expresar tus anhelos abiertamente, confesar tus sueños proféticos, realizar un viaje astral, la simbología de las arañas, incluso húmedos... Intenta recordar un sueño lucido o no. 

 

 

 

- Hay días extraños como si uno se despertara después de haber dormido durante años. (Hugo Betti).- Dormir es necesario. Vivir, no. (Adagio latino).- No escribo sobre las cosas que he visto, escribo sobre las cosas que he soñado. (Lord Dunsany). - Dormir es un esfuerzo por desinteresarse. (Henri Bergson). - ... Y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son. (Calderón de la Barca). - ¿Qué es la vida si no un sueño? (Lewis Carroll). - Confiad en los sueños porque en ellos se esconde la puerta de la eternidad. (K. Gibrán). - Sacarías 4,1. “Volvió el ángel que hablaba conmigo y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño…”

 

 

 

FANS' BOX

CONSULTA TU SUEÑO

VISITAS



Testimonials

  • "CU?NTAME TU SUE?O"
    EL SIGNIFICADO DE LOS SUE?OS
    ESTE ESPACIO ES PARA USTEDES...
  • "Cu?ntamelo todo ..yo te lo interpreto"
    QUE SO?ASTE HOY??

Recent Forum Posts

No recent posts

Related Posts with Thumbnails